Corazón de Corcho

 

El pro­yec­to “Cora­zón de Cor­cho” es una ini­cia­ti­va de la Aso­cia­ción Ver­ti­dos Cero y la dise­ña­do­ra Ágatha Ruiz de la Pra­da que pre­ten­de poner en valor los cor­chos dese­cha­dos como recur­sos para ser inte­gra­dos de nue­vo en la cade­na pro­duc­ti­va, cons­ti­tu­yen­do un ejem­plo de eco­no­mía circular.

¿Por qué recu­pe­rar los tapo­nes de corcho?
Los tapo­nes de cor­cho son un resi­duo huér­fano; su tama­ño y peso difi­cul­tan su reco­gi­da, trans­por­te y tratamiento.
El cor­cho es un mate­rial 100% natu­ral, pro­ce­den­te del alcor­no­que (Quer­cus suber), que se pue­de reuti­li­zar una y otra vez sin que pier­da sus cua­li­da­des y se emplea en la indus­tria como sus­ti­tu­to del plás­ti­co, tex­til, etc.
En Espa­ña se con­su­men al año más de mil millo­nes de tapo­nes de cor­cho (1.000.000.000) que ter­mi­nan en el vertedero.
Recu­pe­rar los tapo­nes de cor­cho garan­ti­za­ría el man­te­ni­mien­to de las dehe­sas de alcor­no­ca­les, los empleos de las zonas rura­les de la “Espa­ña vacia­da” don­de cre­cen estos árbo­les y el cui­da­do de su entorno natu­ral, así como redu­cir las emi­sio­nes de CO2.

¿Cómo recu­pe­rar los tapo­nes de corcho?
La dise­ña­do­ra Ágatha Ruiz de la Pra­da ha dise­ña­do un mode­lo de con­te­ne­dor espe­cí­fi­co para el “Cora­zón de Cor­cho”, fabri­ca­do con cor­cho reci­cla­do y con una capa­ci­dad para 200 tapones.
Los con­te­ne­do­res “Cora­zón de Cor­cho” serán ins­ta­la­dos en los esta­ble­ci­mien­tos hos­te­le­ros con­tan­do con la impres­cin­di­ble cola­bo­ra­ción del sec­tor del vino: bode­gas, dis­tri­bui­do­res, res­tau­ran­tes, etc…

¿Quién reco­ge los tapo­nes de cor­cho de los restaurantes?
El mode­lo de reco­gi­da y trans­por­te de los tapo­nes de cor­cho se esta­ble­ce sobre la base de una logís­ti­ca inver­sa entre los alma­ce­nes dis­tri­bui­do­res de bote­llas y los esta­ble­ci­mien­tos adhe­ri­dos ‑que con­ta­rán con su corres­pon­dien­te con­te­ne­dor “Cora­zón de cor­cho”-, mini­mi­zan­do el gas­to en com­bus­ti­ble y las emi­sio­nes de CO2 correspondientes.

¿Qué se hace con esos tapo­nes de corcho?
Se rea­li­za­rá el segui­mien­to del núme­ro de cor­chos y tone­la­das recu­pe­ra­das para tener un con­trol ade­cua­do de los resul­ta­dos obte­ni­dos. Los cor­chos serán envia­dos a una plan­ta de reci­cla­do don­de serán intro­du­ci­dos nue­va­men­te al sec­tor indus­trial para la fabri­ca­ción de sue­los, ais­lan­tes, cal­za­dos, tex­ti­les y obje­tos de todo tipo.

Somos “Cora­zón de corcho”
Nos preo­cu­pa­mos por recu­pe­rar lo máxi­mo, allí don­de se encuen­tre el resi­duo; sea en nues­tras pla­yas, en los fon­dos oceá­ni­cos, en las mon­ta­ñas… lle­gan­do don­de lo impo­si­ble pier­de las voca­les, por­que somos capa­ces de recu­pe­rar lo que nadie recu­pe­ra, un mate­rial que es invi­si­ble para muchos, para todos; para los gobier­nos, los ayun­ta­mien­tos, para las empre­sas del sec­tor de la recu­pe­ra­ción: los tapo­nes de corcho.

Con­tac­ta por email: proyectocorazoncorcho@vertidoscero.com

 

 

 

No se admiten más comentarios