El proyecto RepescaPlas presenta resultados en tres sesiones tras retirar más de 3000 kg de residuos del mar

El pro­yec­to Repes­ca­Plas “Valo­ri­za­ción mate­rial de resi­duos plás­ti­cos recu­pe­ra­dos del mar: carac­te­ri­za­ción, apli­ca­cio­nes y desa­rro­llo de pro­duc­to” mues­tra sus resul­ta­dos Gan­día, Marín y Madrid

La esti­ma­ción ini­cial se ha supe­ra­do con cre­ces, ya que se tra­ta­ba de alcan­zar los 300 kg

11 de enero de 2019

El pro­yec­to Repes­ca­Plas bus­ca una solu­ción al pro­ble­ma de las basu­ras mari­nas y sus efec­tos nega­ti­vos sobre la bio­di­ver­si­dad mari­na debi­do a la ele­va­da can­ti­dad de resi­duos que alcan­zan el medio, sien­do una de las solu­cio­nes más fac­ti­bles un tra­ta­mien­to espe­cí­fi­co para este flu­jo de resi­duos. Con el obje­to de pre­sen­tar los resul­ta­dos obte­ni­dos duran­te el año 2018 se han cele­bra­do tres sesio­nes rea­li­za­das en Gan­día jun­to a la Cofra­día de Pes­ca­do­res de Gan­día, Madrid y Marín con el apo­yo de OPROMAR, duran­te los días 19 y 22 de diciem­bre respectivamente.

Y es que las zonas de actua­ción del pro­yec­to duran­te el año 2018 han sido la cos­ta valen­cia­na (Puer­to de Gan­día) y la cos­ta galle­ga (Puer­to de Marín y Vigo). Entre los prin­ci­pa­les resul­ta­dos des­ta­ca la reti­ra­da de más de 3000 kg de resi­duos, tan­to aque­llos depo­si­ta­dos en fon­dos pro­fun­dos como los flo­tan­tes den­tro de la colum­na de agua, que han sido depo­si­ta­dos en los puer­tos de las zonas de actua­ción. Esto ha supues­to un enor­me éxi­to, ya que la esti­ma­ción ini­cial del pro­yec­to era alcan­zar los 300 kg de resi­duos mari­nos a retirar.

Otro obje­ti­vo del pro­yec­to ha sido pro­fun­di­zar en el cono­ci­mien­to de los resi­duos marino. Como resul­ta­do de este, se han carac­te­ri­za­do por tipo­lo­gías casi 8000 obje­tos, con­ta­bi­li­za­dos y cla­si­fi­ca­dos según cate­go­rías y tipos, siguien­do la meto­do­lo­gía desa­rro­lla­da en la pla­ta­for­ma MARNOBA.

Una par­te de estos obje­tos, los cla­si­fi­ca­dos den­tro de la cate­go­ría “plás­ti­co”, han sido carac­te­ri­za­dos tam­bién según su natu­ra­le­za, pre­vio al pro­ce­so de valo­ri­za­ción mate­rial o reci­cla­do pro­pues­to en el pro­yec­to. Por otra par­te, den­tro del cono­ci­mien­to del resi­duo marino, se ha desa­rro­lla­do un estu­dio de carac­te­ri­za­ción eco­to­xi­co­ló­gi­ca, selec­cio­nan­do tres resi­duos (redes, nasas de pul­po y lámi­nas indus­tria­les) que se han expues­to a tres orga­nis­mos mari­nos (lar­vas de eri­zos, micro­al­gas y copé­po­dos) sien­do todos los resul­ta­dos nega­ti­vos con la excep­ción de un tipo de red de pes­ca que mos­tró toxi­ci­dad en el caso de las lar­vas de eri­zo. Este resul­ta­do debe ser obje­to de mayor estu­dio duran­te el pró­xi­mo año para obser­var si esta toxi­ci­dad es debi­da al mate­rial, a los adi­ti­vos o por ele­men­tos que se adsor­ben al mis­mo duran­te su estan­cia en el medio marino.

Reci­cla­je o valo­ri­za­ción material

Por últi­mo, y como un obje­ti­vo fun­da­men­tal del pro­yec­to, se han pre­sen­ta­do los resul­ta­dos sobre valo­ri­za­ción mate­rial de estos resi­duos mari­nos reti­ra­dos del mar. Tras la carac­te­ri­za­ción pre­via por mate­ria­les de los resi­duos mari­nos reti­ra­dos, den­tro de la frac­ción plás­ti­ca se pro­ce­dió a su pre­tra­ta­mien­to median­te lava­do y tri­tu­ra­do de los mis­mos expe­ri­men­tan­do las posi­bi­li­da­des de valo­ri­za­ción de cada tipo de mate­rial. Se ha podi­do com­pro­bar que, entre estos mate­ria­les, el tipo “Film”, como el poli­eti­leno de baja den­si­dad o el poli­pro­pi­leno entre otros, pre­sen­tan mejo­res resul­ta­dos para su reci­cla­je o valo­ri­za­ción material.

En la con­ti­nui­dad del pro­yec­to, en 2019, se pro­fun­di­za­rá en los estu­dios ya rea­li­za­dos con el ámbi­to de ampliar y afian­zar los resul­ta­dos logra­dos, así como el aumen­to del mis­mo a nue­vas zonas de la cos­ta española.

El Pro­yec­to Repes­ca­Plas se desa­rro­lla con la cola­bo­ra­ción de la Fun­da­ción Bio­di­ver­si­dad, del Minis­te­rio para la Tran­si­ción Eco­ló­gi­ca, a tra­vés del Pro­gra­ma plea­mar, cofi­nan­cia­do por el FEMP.

 

No se admiten más comentarios